Sonido activado
Sonido desactivado
05:48 | ¿No es tu hora local? Cámbiala!05:48 | ¿No es tu hora?
[Cancelar]
  
 
El Zenit es campeón de la liga más larga del mundo
El Zenit San Petersburgo se proclamó hoy campeón de la Premier League de Rusia, considerada la más larga del mundo, ya que arrancó en marzo del pasado año y no concluirá hasta mediados de mayo.

(Foto: Seguidores del Zenit de San Petersburgo arrancan una portería del estadio Petrovsky después de que se celebrara el partido de la Russian Premier League entre el FC Zenit San Petersburgo y el FC Dinamo Moscú en San Petersburgo, Rusia, el sábado 28 de abril de 2012. El Zenit consiguió el campeonato ruso tras vencer por 2-1 al Dínamo Moscú)

El equipo entrenado por el italiano Luciano Spalletti reeditó de esta forma el título logrado en 2010 al derrotar (2-1) en el estadio Petrovski de la antigua capital zarista al Dinamo Moscú, segundo clasificado.

Los goles de Shirókov y Kerzhakov de penalti en la primera parte fueron suficientes para que el Zenit se alzara con la victoria ante 21.500 espectadores, aunque los visitantes acortaron distancias tras un fallo del portero local, Malaféev.

En estos momentos, el Zenit (84) aventaja en quince puntos al Dinamo y al CSKA, que suman 69, a falta de tres jornadas para el final del campeonato.

Contra todos los pronósticos, el equipo financiado por la corporación gasística Gazprom (Zenit) no ha notado la importante ausencia de su mejor jugador, el portugués Danny, que se lesionó gravemente durante la pretemporada invernal.

Para contrarrestar esa baja, el club de la segunda ciudad rusa fichó en calidad de cedido hasta final de temporada al futbolista de Arsenal de Londres, Andréi Arshavin, aunque éste apenas contribuyó al juego del equipo.

El Zenit logró su primer título de liga en 2007, cuando su entrenador era el actual seleccionador ruso, el holandés Dick Advocaat, mientras en la era soviética únicamente se alzó con el campeonato en una ocasión (1984).

Curiosamente, el Zenit empezó con mal pie el campeonato ruso, ya que perdió por decisión técnica un partido ante el CSKA Moscú por alineación indebida, lo que le colocó a diez puntos del líder.

En cambio, el equipo de la antigua capital imperial no se vino abajo y tras una gran remontada se hizo con el liderato antes del receso invernal en diciembre pasado, ventaja que incrementó durante los últimos dos meses de competición.

Al campeonato de liga del Zenit ha contribuido la mala racha del CSKA, que era líder hasta que un cúmulo de graves lesiones de varios de sus jugadores titulares -Akinféev, el japonés Honda y el chileno Mark González-, más la venta de su histórico delantero, el brasileño Vágner Love, frenaron su progresión.

La única buena noticia para el equipo del Ejército ruso es el delantero marfileño Doumbia que se hartó de marcar goles (27), por lo que se proclamará con casi toda seguridad máximo artillero de la liga.

Ahora, la intriga radica en qué equipo logrará el segundo puesto y, por lo tanto, el billete directo para la Liga de Campeones, y quienes disputarán la Liga Europa.

En estos momentos, tienen las de ganar el Dinamo y el CSKA, que derrotó hoy en el derbi moscovita al Spartak de Valeri Karpin (2-1), que tiene un punto menos (68).

El Anzhí (66) del holandés Guus Hiddink dio hoy un pase de gigante para agarrarse al tren de las competiciones europeas y soñar con la Liga de Campeones al derrotar al Lokomotiv Moscú por 3-1 con dos goles de Samuel Eto'o.

El delantero camerunés, que fue muy criticado por su sequía goleadora desde el receso invernal, ya había sido providencial en la victoria del equipo caucasiano la pasada jornada en el estadio del Spartak al anotar un tanto.

Aunque la asociación de futbolistas se oponía, los clubes rusos decidieron adoptar a partir de este año el calendario otoño-primavera vigente en el sur de Europa, por lo que tuvieron que prolongar el actual campeonato durante 15 meses.

De esta forma, Rusia, que acogerá el Mundial en 2018, espera romper su secular aislamiento futbolístico, al que muchos culpan del bajo rendimiento de sus clubes y, especialmente, su selección nacional.

Hasta ahora, el campeonato ruso se disputaba de marzo a noviembre para evitar la disputa de partidos durante el crudo invierno, cuando las temperaturas son muy bajas y los campos están cubiertos por un manto de nieve.

Esto creaba muchos problemas a los equipos rusos, ya que comenzaban su andadura en las competiciones europeas cuando la liga estaba a punto de concluir y, en caso de éxito, disputaban las últimas eliminatorias en plena pretemporada.

Ahora, en cambio, el campeonato de liga 2012-2013, los equipos echarán a rodar el balón a finales de agosto, tendrán un breve parón invernal como en Alemania y competirán hasta finales de mayo o principios de junio.