Sonido activado
Sonido desactivado
04:06 | ¿No es tu hora local? Cámbiala!04:06 | ¿No es tu hora?
[Cancelar]
  
 
Quiñónez, héroe de la sorprendente clasificación de Emelec
El jugador ecuatoriano José Luis Quiñónez amaneció hoy como 'el héroe' de la sorprendente clasificación del Emelec a los octavos de final de la Copa Libertadores.

El versátil jugador de 27 años, que cumple con solvencia como defensor y centrocampista, marcó a los 92 minutos el gol de la victoria por 2-3 sobre el Olimpia en un escenario de mucho significado para la Copa Libertadores: el Defensores del Chaco.

Quiñónez destacó en esa noche asuncena por su buen desempeño en el trabajo de contención, así como por la anticipación a las intenciones de los delanteros del equipo paraguayo, ganador de tres ediciones de la Copa Libertadores, en 1979, 1990 y 2002.

Si bien su gol de cabeza no fue el primero en su haber, el de la noche del jueves lo celebró como si fuera el único, de manera intensa, con sus compañeros y con sobrada razón.

Esto porque propios y extraños daban por eliminado al Emelec en la fase de grupos de la Libertadores y apenas unos pocos confiaban en 'el milagro' de derrotar al Olimpia en su propio fortín.

El tanto de Quiñónez, que apenas ha sido llamado dos veces a la selección absoluta tuvo anoche un efecto triple: clasificó a su equipo, apeó de la competición al 'Decano' del fútbol paraguayo y frustró la fiesta que a esa misma hora preparaba el Flamengo por la goleada al Lanús por 3-0.

A la sexta y última jornada del grupo 2 el Lanús llegó como líder y primer equipo clasificado con diez puntos. El Olimpia le seguía con siete, el Emelec con seis y el Flamengo con cinco.

Cualquiera de los tres rivales que quisiera avanzar urgía ganar.

El Flamengo necesitaba además que en el partido simultáneo Olimpia y Emelec empataran.

El Flamengo aplastó al líder del grupo y tras el susto del 1-0 parcial del Olimpia por 1-0, seguía con tranquilidad las noticias del empate en Asunción, primero 1-1 y después 2-2, hasta los 92 minutos, cuando emergió 'el milagrero' Quiñonez con su testarazo.

La prensa deportiva ecuatoriana no contaba con el espíritu guerrero que ha adquirido el Emelec que el uruguayo nacionalizado ecuatoriano Marcelo Fleitas ha imprimido, primero como jugador, y ahora como entrenador.

La garra, la anticipación y la regularidad que caracterizaron a Fleitas en su época de futbolista y, sobre todo, cuando jugó en Emelec, parecieron un calco en la disposición de sus jugadores, a partir de Quiñónez.

Este jugador forjado en la cantera del 'eléctrico' y con un breve pasaje en el 2005 por el Liga de Portoviejo fue hasta el año pasado un buen emergente, pero tras la retirada de Fleitas como futbolista y su paso al banco se afirmó como titular.

Ahora Quiñónez será recordado como el verdugo de un grande en la Libertadores.