Sonido activado
Sonido desactivado
09:41 | ¿No es tu hora local? Cámbiala!09:41 | ¿No es tu hora?
[Cancelar]
  
 
Inglaterra y Uzbekistán pasan a octavos como líderes
Inglaterra y Uzbekistán se clasificaron el sábado para los octavos del final del Mundial Sub-17 México 2011 como líderes de los Grupos C y D, respectivamente, en una jornada en la que se registraron los primeros empates sin goles en lo que va del torneo.

La jornada empezó en el estadio Nuevo Corona de Torreón (norte), donde Inglaterra llegó a siete puntos y desbancó del primer lugar del grupo a Uruguay cuya portería fue vulnerada por primera vez en el certamen al caer 2-0.

"Me siento muy orgulloso de mis muchachos y estoy muy satisfecho de cómo han jugado hoy. Hemos terminado primeros de grupo sin haber perdido ningún partido, lo cual está muy bien", comentó John Peacock, entrenador de Inglaterra.

Uruguay se enfrentará a Congo en la siguiente ronda. Al mismo tiempo, en el estadio Hidalgo de Pachuca, Canadá y Ruanda ofrecieron un pobre espectáculo al igualar sin goles, resultado con el que ambos quedaron eliminados y, automáticamente, clasificaron a Argentina.

"Hoy habríamos podido seguir jugando durante horas sin marcar ni un solo gol. Este es el principal problema del fútbol ruandés en general: no rematamos las ocasiones que creamos", señaló Richard Tardy, seleccionador de Ruanda que se fue del torneo sin haber hecho siquiera una anotación.

Más tarde, también en el estadio Nuevo Corona, que registró una entrada de 14.673 aficionados, Uzbekistán, que inició el torneo siendo goleado, se apoderó de la primera plaza con seis puntos al vencer 2-1 a República Checa, que quedó eliminada.

"Estoy desilusionado. Queríamos ganar y clasificar a la siguiente ronda, pero aun así estoy satisfecho con lo que hicieron mis jugadores. Ellos son jóvenes y deben aprender de los errores cometidos", apuntó Josef Csaplar, estratega de la República Checa.

En el estadio Hidalgo, con una asistencia de 8.556 aficionados, Estados Unidos, que tuvo en contra al público y Nueva Zelanda sabían que con el empate estarían en la siguiente ronda, por eso al consumirse el tiempo se fueron conformando con el resultado y terminaron con el segundo 0-0 de la cartelera.

"Tuvimos la posesión y creamos buenas oportunidades, pero fallamos en concretarlas. Merecemos estar en la segunda ronda y podemos ser optimistas de cara al futuro en el torneo. Entendemos que los aficionados mexicanos no nos alienten. Es normal porque existe una rivalidad y los chicos aprenderán a vivir con ella", consideró Wilmer Cabrera, entrenador del cuadro estadounidense. Con ese resultado, Nueva Zelanda se medirá con Japón en la siguiente fase.