Sonido activado
Sonido desactivado
12:09 | ¿No es tu hora local? Cámbiala!12:09 | ¿No es tu hora?
[Cancelar]
  
 
Argentina golea a Albania en ensayo para la Copa América
La selección argentina de fútbol batió la noche del lunes a la frágil Albania por 4-0, en un amistoso en el que ensayó su mayor poder de fuego con Lionel Messi al frente de una pléyade ofensiva integrada por Ezequiel Lavezzi, Angel Di María, Carlos Tevez y Sergio Aguero.

A 10 días del debut frente a Bolivia en el torneo americano, el entrenador Sergio 'Checho' Batista, probó el funcionamiento de la línea de ataque, en la que Messi, autor del primer gol (5 minutos) formó distintas sociedades, aunque al equipo volvió a faltarle un timonel creativo en el medio campo.

Ever Banega intentó en algunos pasajes erigirse en el hombre de la creación desde el medio campo, pero sólo se lució como hábil individualidad, sin aptitud de liderazgo.

La fiesta de pases, toques y paredes la organizó Messi -marcó a los 43-, de nuevo convertido en el hombre que cede los pases-gol, en sociedad con Aguero, quien marcó el tercero a los 75 y Tevez cerró a los 89.

Las fantasías ofensivas fueron celebradas por los aficionados en una fría noche en el estadio Monumental, pero a la cotizada vanguardia albiceleste le faltó de nuevo profundidad ante una defensa que mostraba fisuras.

La escuadra europea, formada a último momento y con numerosos suplentes, entró al campo decidida a impedir una goleada catastrófica y el bastonero de la resistencia fue el sólido volante Franc Velin.

Los albaneses batieron casi un récord al no producir ni siquiera un remate al arco lo que evitó poder medir la capacidad de Sergio Romero para adueñarse del arco como titular, con un solitario atacante Edmond Kapllani.

Argentina no gana una Copa América desde Ecuador-1993 y tampoco un Mundial, desde México-1986, lo que marca una era de decadencia a nivel de selecciones mayores, pese a contar en sus filas con el dos veces mejor jugador del mundo, el delantero del FC Barcelona.

La variantes ensayadas por Batista empezaron a dar su fruto en el segundo tiempo cuando Argentina puso en acción todo su universo de cañoneros.

No hay muchas selecciones en el mundo que puedan tener una artillería de semejante fuerza como la que exhibe Argentina con Messi, Tevez, Aguero, Lavezzi y encima darse el lujo de guardar en el banco de suplentes a Gonzalo Higuain y Diego Milito.

El ensayo con Albania pudo servirle al entrenador para descubrir qué nuevas armonías y articulaciones de juego puede plantear alrededor de la figura hegemónica de Messi.

Le sirvió como test para ir preparándose de lo que será enfrentar a equipos con dos líneas de cuatro metidos en el fondo y dedicados exclusivamente a la destrucción.

El misterio que aún guarda Argentina es el de conocer la entereza y el alma que pueda atesorar cuando el rival tenga el peso de los más grandes seleccionados de América.