Sonido activado
Sonido desactivado
03:21 | ¿No es tu hora local? Cámbiala!03:21 | ¿No es tu hora?
[Cancelar]
  
 
Barcelona empató con el Sporting Gijón y terminó su racha
El Sporting de Gijón ha logrado frenar al Barcelona de los récords (1-1), y ha puesto fin a la racha de 16 victorias consecutivas del equipo azulgrana, que tuvo que encomendarse a Villa para salvar un punto de El Molinón, en un partido perteneciente a la jornada 23 de la Liga BBVA 2010/2011.

El Sporting de Gijón salió muy 'enchufado' al encuentro y maniató el juego de un Barça que al menos durante los primeros 45 minutos parecía pensar exclusivamente en el duelo del próximo miércoles en 'Champions League' frente al Arsenal.

Guardiola presentó una alineación en la que no estaban jugadores como Pedro, Busquets o Abidal, cambios que afectaron al juego habitual del equipo, que no terminaba de carburar. Así, al cuarto de hora de partido, David Barral le ganó la carrera a Gerard Piqué e inventó un regate con caño incluido que le presentó delante de Víctor Valdés, al que batió con un gran derechazo.

Con el marcador a favor, el Sporting se echó atrás y juntó muy bien las líneas, entregando a los de Guardiola el monopolio del balón, aunque ese dominio no se tradujo en ocasiones de gol.

Tras el descanso, Guardiola dio entrada a Pedro por Afellay y el equipo ganó en intensidad. Alves mejoró su versión y las ocasiones comenzaron a sucederse, aunque una y otra vez se estrellaban contra la figura de Cuéllar.

El argentino Leo Messi retrasó su posición y David Villa se quedó de nueve, con Pedro y Alves entrando muy bien por los costados. Mientras, el Sporting esperaba agazapado en su área el paso del vendaval azulgrana.

Pero la reacción se quedó en amago. Cuéllar repelió un tiro de Xavi y otro de Messi y ahí murieron las ocasiones iniciales del Barça. Pasada la media hora y con el partido más frío, una sensacional asistencia en profundidad de Messi encontró a Villa, que tras advertir la mala salida de Cuéllar conectó una vaselina que ponía las tablas en el marcador.

Con el empate, Guardiola quemó las naves y dio entrada a un cuarto atacante, Bojan, lo que aumentó el bombardeo de balones sobre el área sportinguista. Sin embargo no era el día del líder de la Liga y los intentos morían en las manos de Cuéllar.

Lógicamente el punto sabe a victoria para un Sporting que en el último mes está lanzado en su lucha por evitar el descenso, mientras que el Barcelona seguirá líder haga lo que haga el Real Madrid en Cornellá, aunque se ha puesto fin a la racha de victorias consecutivas, que finalmente se ha quedado en 16.