Sonido activado
Sonido desactivado
10:34 | ¿No es tu hora local? Cámbiala!10:34 | ¿No es tu hora?
[Cancelar]
  
 
Oscar Julián Ruiz es el segundo mejor árbitro de la década
El alemán Markus Merk fue elegido mejor árbitro de la última década por la Federación Internacional de Historia y Estadística del Fútbol (IFFHS), que anunció este martes su lista en un comunicado, en la que figura en segundo lugar el colombiano Oscar Julián Ruiz.

El organismo tomó en cuenta las puntuaciones de los últimos diez años, en la que aparecieron 63 árbitros, siendo la mayoría de Europa (44), seguida por América del Sur (9), Asia (5), América Central y América del Norte (3), África (1) y Oceanía (1).

Los países con mayor número de árbitros entre los mejores del mundo en el período 2001-2010, según la IFFHS, son Italia (7), España (6), Inglaterra (5), Alemania (4), así como Suecia, Suiza y Francia cada tres cada uno.

Markus Merk, de 48 años, ya retirado, fue ganador tres veces de mejor árbitro del año para la IFFHS.

En tercera posición en la lista de la IFFHS quedaron empatados el eslovaco Lubos Michel y el uruguayo Jorge Luis Larrionda, siendo quinto el italiano Pierluigi Collina, cuyo carrera discurrió principalmente antes de 2001.

El mexicano Benito Armando Archundia, en la vigésima plaza, fue el mejor árbitro de la Concacaf.

La IFFHS también designó al inglés Howard Webb, que dirigió la final del Mundial de Sudáfrica 2010 entre España y Holanda, como mejor árbitro del pasado año, delante del uzbeco Ravshan Irmatov y el suizo Massimo Busacca.

En sexta posición se ubicó el mexicano Archundia, superado por el belga Frank De Bleeckere (4º) y por el húngaro Viktor Kassai (5º).

En esa clasificación de 2010, también están otros dos árbitros latinoamericanos entre los diez primeros, el argentino Héctor Baldassi (8º) y el uruguayo Larrionda (9º), mientras que el colombiano Ruiz fue undécimo.

En el 'Top 20' de 2010 aparece de nuevo Europa en cabeza (13 árbitros), delante de América del Sur (3), Asia (2) y América Central (2) y sólo Inglaterra, Italia y España cuentan cada una con dos representantes.

"Con 39 años, Webb ofreció brillantes actuaciones en la Premier League inglesa, la Liga de Campeones (en la que dirigió la final) y partidos de selecciones absolutas, por lo que su muy floja participación en la final de la Copa del Mundo no le perjudicó tanto", afirma en su comunicado la IFFHS.