Sonido activado
Sonido desactivado
06:34 | ¿No es tu hora local? Cámbiala!06:34 | ¿No es tu hora?
[Cancelar]
  
 
Inter de Milán es campeón del Mundial de Clubes
El Inter de Milán cumplió los pronósticos y se proclamó campeón del Mundial de Clubes 2010, tras superar cómodamente el sábado al Mazembe congoleño (3-0) en Abu Dabi, donde el Inter de Porto Alegre se consoló con el tercer puesto, tras ganar por 4-2 al Seongnam Ilhwa surcoreano.

Sin margen para una sorpresa de los africanos, que habían hecho ya historia al ser el primer equipo de su continente en llegar al último partido, el Inter se adelantó pronto gracias al macedonio Goran Pandev (13) y el camerunés Samuel Eto'o (17) y completó al final gracias al francés Jonathan Biabiany (85).

El Mundial de Clubes se une así en el historial del equipo italiano a las dos Copas Intercontinentales (1964, 1965), el tradicional torneo que medía hasta 2004 a los monarcas de Europa y Sudamérica y que otorgaba la consideración honorífica de ser el mejor equipo del planeta.

El éxito del Inter supone además el cuarto Mundial de Clubes consecutivo que viaja hasta Europa, con lo que el 'Viejo Continente' supera ya en el palmarés (4-3) a Sudamérica, que había ganado los tres primeros y que en esta edición estuvo fuera de la final por primera vez.

Teniendo en cuenta el torneo en sus dos formatos históricos, Mundial y Copa Intercontinental, el pulso entre europeos y sudamericanos se equilibra ahora a 25 títulos para cada uno.

La victoria del Inter, que el miércoles había goleado al Seongnam Ilhwa surcoreano en semifinales (3-0), se suma a la cosecha de títulos de este año (Serie A, Copa de Italia, Liga de Campeones, Supercopa de Italia) y, sobre todo, permite calmar los ánimos tras los últimos malos resultados del equipo.

"No era un partido fácil. Todos decían que íbamos a ganar, que teníamos además que hacerlo bien. Hemos estado concentrados y ahí está el resultado", comentó Benítez, que aprovechó el respaldo del título para exigir al club "apoyo" y "respeto", y solicitar la llegada de nuevos jugadores.

En el Mazembe, admitieron la superioridad del Inter de Milán, en un partido en el que consideraron que su equipo no estuvo al nivel esperado. "Ellos han estado mucho más fuertes y han merecido claramente la victoria. El oficio y la experiencia han ganado esta noche", señaló el entrenador de los africanos, el senegalés Lamine N'Diaye.

Por su parte, el Inter de Porto Alegre se impuso también sin sobresaltos a un débil Seongnam surcoreano, en un partido que sirvió además como homenaje de despedida al portero argentino Roberto Abbondanzieri, en el día de su retirada.

El ex internacional 'albiceleste' saltó al campo en el minuto 74, con el marcador ya a favor para los suyos por 4-0, y pudo decir adiós como deseaba, sobre el césped, para poner fin a su exitosa carrera. "Este año en el Inter me han hecho sentir muy bien. Me llevo muchas cosas de mucha gente aquí. Me voy más que recompensado", comentó el 'Pato' Abbondanzieri tras el partido.

Alecsandro en dos ocasiones (27, 71), Tinga (15) y el argentino Andrés D'Alessandro (52) firmaron los tantos de la goleada del Inter, mientras que el colombiano Mauricio Molina (84, 90+3), en cabeza de la tabla de goleadores del torneo con un total de tres dianas, 'maquilló' la derrota asiática.

A pesar del triunfo, el Inter brasileño abandona con mal sabor de boca el Mundial, tras haber sellado la peor actuación de un representante sudamericano en este torneo, dejando a la zona Conmebol sin presencia en la final por primera vez por su derrota en semifinales ante el Mazembe congoleño (2-0). Debido a esa derrota ante el equipo africano, el Inter fue abucheado el sábado por sus hinchas antes del comienzo del partido por el tercer puesto.

En los premios individuales del torneo, el camerunés Samuel Eto'o fue elegido el mejor jugador (Balón de Oro), superando al congoleño Dioko Kaluyituka (Mazembe), que se llevó el de plata, y al argentino Andrés D'Alessandro (Inter de Porto Alegre), que logró el de bronce.

El máximo goleador del torneo fue el colombiano Molina, siendo el único en haber conseguido tres dianas y superando al grupo de tres sudamericanos que acabó con dos, compuesto por los brasileños Fernando Baiano (Al Wahda) y Alecsandro (Inter de Porto Alegre) y por el argentino del Pachuca mexicano Darío Cvitanich.

El Mundial de Clubes se despidió el sábado de Abu Dabi tras dos ediciones disputadas en la capital emiratí. En 2011, el torneo tiene previsto su regreso a Japón.