Sonido activado
Sonido desactivado
18:54 | ¿No es tu hora local? Cámbiala!18:54 | ¿No es tu hora?
[Cancelar]
  
 
Contratos siembran más dudas para el Mundial 2014
Una nueva sede de las doce dispuestas para el Mundial de Brasil 2014 está en peligro luego que el gobierno del estado de Rio Grande do Norte (noreste) pidiera la cancelación de dos contratos investigados por la justicia sobre obras para un estadio en la ciudad de Natal.

Medios deportivos brasileños indicaron este jueves que el gobernador Iberé Ferreira, pidio cancelar dos contratos firmados con dos grupos encargados de estudios y proyectos para erguir el estadio Arena das Dunas en Natal porque son investigados por la procuradoría local por supuestas irregularidades.

Las dos empresas privadas - Grupo Stadia y Populous Arquitetura- estaban a cargo del proyecto del Arena y fueron contratadas sin licitación por un total 27 millones de reales (USD 15,2 millones) en abril y enero pasados, pero estos son investigados por el Ministerio Público (procuradoría) local.

Aunque el proceso no concluyó, el gobierno pidió cancelar los contratos alegando que "disputas judiciales podrían atrasar la marcha del cronograma de obras del nuevo estadio" y está estudiando una nueva modalidad para suscribir nuevos acuerdos con empresas privadas para formalizar las obras.

El Grupo Stadia, encargado de estudios complementarios para el estadio Arena, señaló al deportivo Lance! en una nota que actuó "estrictamente dentro de la legalidad" a pesar de obtener un contrato de 12,67 millones de reales (unos 7,1 millones de dólares) sin participar de una licitación.

Se estima que el costo de las obras de la Arena das Dunas, con capacidad para 45.000 aficionados, oscilan en 400 millones de reales (127,67 millones de dólares).

La FIFA ya aprobó el proyecto de seis de las 12 ciudades sedes del Mundial, pero los atrasos en el inicio de obras para la Copa de 2014 son evidentes en algunos casos y son varios los estadios en duda en Brasil, lo que generó preocupación de autoridades deportivas y de gobierno.

Incluso la FIFA cuestionó los retrasos y hasta el ministro de Deportes, Orlando Silva, dijo en abril que podrían evaluarse la eliminación de sedes que no cumplieran el calendario comprometido.

El caso más destacado y la mayor incógnita está en el estado más desarrollado y la principal ciudad del país, Sao Paulo, que pretende recibir la inauguración pero aún no tiene estadio.
La FIFA desechó el 16 de junio al principal escenario, el Morumbí, por falta de fuentes financieras para costear la millonaria obra.

Las posibilidades de Sao Paulo para abrir el Mundial siguen siendo inciertas luego de una reunión sin resultados entre autoridades del estado y su capital con la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), en la cual no se definió un coliseo para el evento.

El propio presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva defendió a Sao Paulo como sede, pidió un acuerdo entre las partes y sostuvo que "no consigo imaginar" una Copa sin la mayor ciudad. "Que se arreglen", dijo el miércoles en la televisión.

En el estado de Ceará (noreste), la sospecha por parte de la justicia de irregularidades en la licitación de obras para la reformas del estadio Castelao de Fortaleza atrasó la marcha, aunque las autoridades garantizan que lo tendrán pronto para diciembre de 2012.

Las únicas obras sin inconvenientes visibles por el momento eran en las ciudades de Belo Horizonte, Cuiabá y Manaus.