Sonido activado
Sonido desactivado
02:27 | ¿No es tu hora local? Cámbiala!02:27 | ¿No es tu hora?
[Cancelar]
  
 
Anelka insultó a Domenech en el descanso con México
El delantero francés Nicolas Anelka, a quien su técnico Raymond Domenech pedía ajustarse a algunas demandas tácticas en el descanso del partido Francia-México del jueves, respondió primero a las críticas y luego insultó al seleccionador, afirma este sábado el diario deportivo galo L'Equipe.

En el descanso del partido perdido por 2-0, cuando el resultado era aún de 0-0, el técnico no tenía pensado sustituir a Anelka, explica L'Equipe. "Le pidió sólo que parara de moverse permanentemente, de cambiar de zona por iniciativa propia y que se quedara más en punta, más cerca del área", según el diario parisino.

El delantero habría respondido y Domenech habría amenazado entonces con sustituirlo, tras lo cual Anelka habría lanzado un insulto bastante fuerte. "Que te den por el culo, (sucio) hijo de puta", habría dicho, una frase con la que abrió el diario L'Equipe su tapa de este sábado.

"OK, sales", habría replicado Domenech y fue André-Pierre Gignac el que jugó el segundo tiempo en lugar del atacante del Chelsea. En el mismo artículo, bajo el título "Insultos, sonrisas burlonas y consternación", el diario describe una "imagen sorprendente", cuando Yoann Gourcuff responde a preguntas de periodistas al final del partido.

"Mientras que el jugador del Burdeos habla, sus "dos amigos" (Nicolas Anelka y Franck Ribéry) pasan a su lado con una mochila a la espalda. Cuando Gourcuff ve al volante del Bayern de Múnich, la imagen es sorprendente: evita cruzar su mirada y se pega un poco más a la barrera para dejarlo pasar como si el primer de la clase dejara lugar al cabecilla del colegio por miedo a llevarse un golpe en la cabeza".

El clima del equipo hacia la prensa fue también tenso al final del encuentro, cuando William Gallas, que durante la concentración en Sudáfrica ha optado por no hablar con los periodistas, levantó el dedo con ánimo ofensivo cuando desde la televisión TF1 se le pidió una valoración del encuentro. Salvo Florent Malouda, el resto tampoco se detuvo, aunque sin gestos añadidos hacia el reportero.

El diario L'Equipe apuntó además que la relación entre los jugadores no pareció especialmente cordial en el vuelo de regreso de Polokwane a George (a 50 kilómetros del 'cuartel general' en Knysna), con la mayoría optando por ponerse auriculares "para evitar hablar con su vecino", según el periódico.

La estancia de los 'Bleus' en Sudáfrica había comenzado con varias polémicas, entre ellas el conflicto de Gallas con la prensa y las acusaciones de la secretaria de Estado para el Deporte, Rama Yade, sobre el exceso de lujo en el que, a su juicio, estaban alojados los jugadores en Knysna.

Francia está con un pie y medio de Sudáfrica tras caer 2-0 con México, con un empate y una derrota, lo que le hace estar a tres puntos de los colíderes del Grupo A, uruguayos y aztecas, que se miden entre sí en la tercera y última fecha. Un empate en ese duelo clasificaría a los dos conjuntos latinoamericanos para octavos, fulminando las ilusiones de franceses y los anfitriones sudafricanos.