Sonido activado
Sonido desactivado
06:51 | ¿No es tu hora local? Cámbiala!06:51 | ¿No es tu hora?
[Cancelar]
  
 
Sudáfrica da una 'calurosa bienvenida' a México y Uruguay
Las selecciones de México, Uruguay, Francia y Corea del Sur llegaron este sábado a Sudáfrica para disputar el Mundial de fútbol, que comienza el 11 de junio, y recibieron una "calurosa bienvenida" por parte del comité organizador del evento.

México, que se enfrenta ese 11 de junio ante Sudáfrica en el partido inaugural en el estadio Soccer City de Johannesburgo, y Francia y Uruguay, que se miden entre ellos el mismo día en Ciudad del Cabo, está encuadrados en el Grupo A y serán los cuatro primeros equipos en entrar en escena.

Corea del Sur, por su parte, está en el Grupo B y tendrá su primer partido el 12 de junio contra Grecia en Port Elizabeth, en una llave en la que también están Nigeria y Argentina.

"Es interesante que los otros tres equipos que están en el grupo de los Bafana Bafana (apodo de la selección sudafricana) aterrizaran todos hoy", afirmó el director ejecutivo del comité organizador, Danny Jordaan.

"Queremos dar una calurosa bienvenida a Francia, México y Uruguay, y aunque se enfrenten a nuestro equipo local, se encontrarán definitivamente con un buen recibimiento en Sudáfrica", añadió Jordaan, que también tuvo palabras de elogio para el equipo asiático.

"Un organizador de un Mundial precedente, como Corea del Sur, llegó a semifinales (en 2002). Este equipo debe servir de inspiración a Sudáfrica y es un honor tenerle en el país", señaló el director ejecutivo.

El seleccionador uruguayo, Oscar Tabárez, agradeció el recibimiento y expuso las esperanzas del equipo charrúa de hacer algo importante.

"Es una inmensa alegría que finalmente estemos en el lugar donde se va a jugar el Mundial. Por supuesto, soñamos con ganar el título, pero especular sobre ello no tiene sentido. Conoceremos nuestro nivel el 11 de junio cuando nos enfrentemos a Francia", señaló el técnico.

Por su parte, el entrenador de Corea del Sur, Huh Jung-Moo, afirmó que su equipo llega a Sudáfrica con esperanzas de hacer un papel importante.

"Espero que mis jugadores sean capaces de mostrar su nivel y dejar una huella gigante del fútbol surcoreano en este torneo. El ambiente en nuestro grupo es bueno, entrenan con alegría y están ansiosos por jugar y llegar lejos. La moral es muy alta", dijo el técnico asiático.