Sonido activado
Sonido desactivado
10:33 | ¿No es tu hora local? Cámbiala!10:33 | ¿No es tu hora?
[Cancelar]
  
 
Francia afronta el primer Mundial de la 'era pos-Zidane'
Francia, que sufrió para estar en Sudáfrica 2010 con una repesca polémica, intentará copiar los logros de 1998 (campeón) y 2006 (finalista), aunque desde la retirada de la máxima estrella de su historia, Zinedine Zidane, parece sumida en una gran crisis.

El subcampeonato de Alemania 2006, con derrota por penaltis frente a Italia en la final, abrió un fuerte crédito a su seleccionador Raymond Domenech, quien más de una vez tuvo la cabeza en la guillotina, pero resistió, aunque su futuro está lejos del banquillo del equipo nacional.

Sin su conductor y estandarte durante los últimos 15 años, los 'bleus' quedaron sin cabeza y Franck Ribery, llamado a ser el sustituto de Zidane, no pudo reemplazar la fuerte imagen que transmitía 'Zizou', que daba vida a la selección.

Algo parecido había sucedido con Francia tras el adiós de su otro máximo referente, Michel Platini, quien con el tiempo fue sucedido con creces por el propio Zidane. hierry Henry, quien se consolidó como máximo goleador de la historia de los 'bleus', apenas pudo tomar ese liderazgo, aunque ya está lejos del nivel de aquel delantero intratable de la época del Arsenal.

Las esperanzas de los hinchas galos se posan sobre Yoann Gurcouff, el centrocampista del Girondins de Burdeos, cuyo estilo es similar al de Zidane, aunque sin la regularidad ni la fortaleza anímica del ex jugador de Real Madrid y Juventus.

Durante los últimos cuatro años, Domenech intentó darle un nuevo perfil a Francia, inyectando sangre joven a la 'vieja guardia' victoriosa en el Mundial de 1998 y la Eurocopa de 2000, aunque los resultados fueron mediocres, cayendo en la primera ronda en la Eurocopa 2008.

Un ejemplo es el punta del Real Madrid Karim Benzema, quien debería haber suplido la cuota goleadora que le daba el franco-argentino David Trezeguet, pero que quedó fuera de la lista de Domenech, tras su mal año con la camiseta del club español. André-Pierre Gignac podría ser otro 'ángel del gol', como apuesta de Domenech.

Junto a él peleará un puesto el delantero del Chelsea Nicolas Anelka. El líder de la defensa es William Gallas y Florent Malouda da velocidad por la banda, pero el país sufrió la baja durante la preparación del madridista Lassana Diarra, un hombre clave en el centro del campo.

"Llevamos dos años sufriendo, pero todo el mundo confiaba y tenía razón en confiar. Hemos obtenido el derecho a participar en algo excepcional, un Mundial en Sudáfrica", analizó Domenech tras sellar con sufrimiento su boleto en el Stade de France frente a Irlanda (1-0, 1-1), que desnudó toda la debilidad de un equipo que tendrá una dura primera ronda.

Francia había terminado segundo en su zona de eliminatorias europeas (grupo 7), detrás de Serbia. Pero durante su campaña se dio sustos grandes con Austria, Rumania o Islas Feroe (victoria apenas 1-0 de visitante).

Domenech, que asumió el cargo en 2004, es el único seleccionador que se mantuvo los cuatro años de proceso entre Alemania 2006 y Sudáfrica 2010, donde los 'bleus' harán su decimotercera presentación, desde su debut en Uruguay-1930. En el palmarés de la FFF, además del título mundial de 1998 en casa y la plata en 2006, figuran dos 'bronces' (1958 y 1986) y un cuarto puesto (1982).

Los franceses, que participan en su cuarto Mundial consecutivo, debutarán contra Uruguay, un rival que también se clasificó por medio de un repechaje y al que enfrentó en Corea-Japón 2002, donde los galos se marcharon sorprendentemente en primera fase.

Después llegarán los turnos del duro México, en la reedición del primer duelo de la historia de los Mundiales, y el anfitrión Sudáfrica, una formación más modesta pero que contará con todo el apoyo de sus hinchas, a la que goleó 3-0 en 1998. Después, en el horizonte de octavos de los 'bleus' podrían aparecer Argentina, Nigeria, Grecia o Corea del Sur, siempre que consigan avanzar.