Sonido activado
Sonido desactivado
13:03 | ¿No es tu hora local? Cámbiala!13:03 | ¿No es tu hora?
[Cancelar]
  
 
Albiol: "Humanidad y trabajo", son los secretos del español
Su nombre no acapara titulares pero es uno de los pilares del Real Madrid. El defensa central Raúl Albiol, que en junio de 2009 cambió la camiseta blanca del Valencia por la del club madridista, es el quinto jugador más utilizado por Manuel Pellegrini en esta Liga.

“En aquellos momentos sólo pensaba en recuperarme. El fútbol era secundario. Me costó un tiempo recuperar la confianza en que podía volver a jugar al máximo nivel. Fui muy poco a poco, trabajando y mejorando y ahora que estoy aquí sólo quiero disfrutarlo”, dice en su entrevista exclusiva con FIFA.com.

Logró dejar atrás aquella pesadilla, volvió al fútbol en el Getafe, maduró en el Valencia y hoy sólo se preocupa por disfrutar cada momento con su nuevo equipo. “Me doy cuenta de lo alto que he llegado y toca mantenerse, que es lo más difícil. Ser el central del Real Madrid es muy exigente, una responsabilidad muy grande”.

Aunque venía del Valencia, club de elite, la entrada en el vestuario blanco siempre es impactante. “Sí, impresiona. Tuve los típicos nervios del nuevo. ¡Es que yo con 14 ó 15 años admiraba a Guti, Raúl o Casillas en la tele y ahora los tengo de compañeros!”, confiesa. “Estoy muy contento. Todos me han recibido muy bien y me he adaptado rápidamente”.

En una plantilla plagada de estrellas, ¿qué jugador ha sorprendido más a Albiol? “Me ha impresionado la ilusión y las ganas de Raúl, su dedicación en los entrenamiento. Y Cristiano Ronaldo, que es un gran profesional y un gran compañero, muy bromista. Muy diferente a la imagen que se tiene fuera de él”, nos desvela.

Sudáfrica en el horizonte
Mientras con su equipo lucha por el único título al que todavía pueden optar, la Liga española, es inevitable que los jugadores empiecen a mirar de soslayo a la gran cita de este año, la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010. “Nuestro sueño es levantar ese trofeo. Tiene que ser una sensación increíble. Ilusión, fe y ganas no nos faltan, y tenemos mentalidad ganadora”, apunta y nos desvela la principal virtud de la Roja española: “Al margen de la calidad de los jugadores, el compañerismo, el buen ambiente y la unión que hay en el vestuario”.

Destaca también la aportación del seleccionador Vicente del Bosque. “Es una persona muy tranquila, con mucha experiencia. Conoce muy bien a los jugadores, sabe mucho de fútbol, de competición, y le gusta hablar con los futbolistas”.

Incluso con todos esos buenos ingredientes, la combinación no fue suficiente para lograr el éxito en la Copa FIFA Confederaciones 2009, a pesar de la racha victoriosa que acumulaba. “La selección no perdió ese día ante EEUU por falta de humildad o porque se agrandase. El grupo es humilde y trabajador, y aun ganando la Eurocopa no se le subió el éxito a la cabeza. En la fase de clasificación al mundial se fue a todos los partidos con humildad, y así iremos al Mundial. Y si caemos será porque nuestro rival fue mejor, no porque nosotros vayamos crecidos”, avisa el defensa de 1,87 metros.

Los primeros rivales serán Chile, Honduras y Suiza. “Teóricamente somos favoritos, pero hay que demostrarlo en el campo, ganando el primer partido. Nadie nos lo van a poner fácil. Habrá que esforzarse mucho”, opina.

Esa prudencia viene obligadamente impuesta por aquella inesperada derrota en las semifinales de la Confederaciones. “Aprendimos que cualquier rival te puede eliminar en una gran competición, que un mal día lo tiene cualquiera y eso te lleva a casa”, dice con cautela este joven padre de dos niñas.

Por eso, no se aventura a elegir a un potencial rival para octavos, que saldría del potente grupo G entre Brasil, Portugal, Costa de Marfil y la RDP de Corea. “Cualquiera es difícil, será un partido duro pero si queremos llegar lejos hay que eliminarlos a todos. Si un equipo está bien, es fuerte y ganador, tiene que demostrarlo ante cualquier rival”, sentencia.


A pesar de los recientes recuerdos amargos, Albiol está deseando volver al país anfitrión de la Copa Mundial con la intención de hacer historia con la camiseta roja, otra vez. “La experiencia en Sudáfrica fue muy bonita. Una pena que en el safari sólo viésemos dos animales (risas)… Hemos notados la enorme ilusión con que los sudafricanos esperan que empiece su mundial. Y es nuestro deber brindarles un buen espectáculo”. En eso confiamos.

Fuente: FIFA